La autonomía personal es lo primero


Jan 7, 2021

Asesoría dentro del programa de Autonomía de Fundación DFA impulsado por el IASS

Fundación DFA impulsa diferentes servicios y proyectos desde diferentes áreas para eliminar barreras y fomentar la inclusión social y la autonomía de las personas con discapacidad. Barreras, físicas y sociales, que se han visto incrementadas con la irrupción de la Covid-19 en nuestras vidas, ya que algunos recursos, esenciales para una vida saludable e independiente, se han visto interrumpidos y también se han visto afectadas las redes de apoyo, formales e informales.
Para intentar minimizar los efectos de esta crisis sanitaria y social, desde DFA se ha apostado por un modelo colaborativo entre las instituciones públicas y las entidades sociales con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de las personas con discapacidad. Siempre bajo una premisa muy clara: las personas no se pueden fragmentar en áreas ni dividirse en compartimentos y, por lo tanto, el abordaje debe ser integral y multidisciplinar.
Este es el objetivo del proyecto ‘Autonomía’ impulsado por el IASS y que se presta en las tres provincias aragonesas. Las actuaciones que forman parte de este programa tienen tres objetivos. En primer lugar, luchar contra la exclusión social y la dependencia, a través de intervenciones de tipo social, informativo, de orientación y acompañamiento, asesoría jurídica y médica, sesiones de fisioterapia para la mejora de la capacidad funcional, actividades socioculturales para paliar la soledad y favorecer la interacción entre personas, así como la difusión en redes sociales de infografías, actividades y ejercicios. En segundo lugar, se pretende acabar con las barreras físicas impulsando intervenciones en materia de accesibilidad y ayudas técnicas. Y, en último lugar, con el objetivo de luchar contra las barreras sociales se han realizado numerosas actuaciones de sensibilización y difusión de información, con profesionales del ámbito sociosanitario, en centros educativos y colaboración con otras entidades fomentando el trabajo en red.
En Zaragoza y su provincia, un total 1.028 personas se han beneficiado de alguna de estas actuaciones, de las cuales 536 eran hombres y 472 mujeres, situándose en su mayoría en la franja de edad de 40 a 64 años. También han sido beneficiarias de este proyecto 113 entidades públicas o privadas. En la provincia de Huesca, 109 hombres y 80 mujeres han participado en alguna de las actuaciones de este servicio, casi el 30% de ellas pertenecían al ámbito rural. Por su parte, en Teruel se han beneficiado de este proyecto 84 personas, el 44% de ellas del ámbito rural. Además, para favorecer el desarrollo integral de las personas con discapacidad intelectual, desde FIIS (Fundación Instituto para la Integración Social) se ha trabajado con 180 personas y sus familias.